Juntos construimos futuro

Experiencia y excelencia desde 1985

PROFESIONALES

FOTOS

Los sordos no somos mudos

Por Víctor Castillo Martínez

Muchos piensan que las personas sordas son mudas. Nada más alejado de la realidad.

La mayoría de las personas sordas, aún cuando conversan entre ellas mismas,  hablan. Pero qué se entiende por "hablar"? Hablar, significa articular sonidos o palabras para expresarse y comunicarse. El hecho de articular aunque sea  una sola palabra implica, sin lugar a dudas, que uno está hablando y no es mudo.

Lamentablemente, se ha creado un estereotipo que hace aparecer a las personas sordas como si realmente fuesen totalmente mudas. Mucha culpa y responsabilidad en esto la tienen muchos sordos, que se califican como líderes, representantes o docentes de Lengua de Señas Chilena, que en su vida diaria  hablan y oralizan, pero al momento de grabar y subir videos, no lo hacen, recurriendo a simples gestos, mímica y morisquetas, dando la impresión de que efectivamente son mudos, y que todas las personas sordas son iguales que ellos.  

Como consecuencia de lo anterior las personas oyentes solo aprenden a mover las manos, realizar gestos y morisquetas, dejando fuera la modulación, articulación y oralización, elementos muy importantes que realmente facilitan y mejoran mucho la comunicación. Como ejemplo, basta ver muchos videos subidos por personas oyentes, con cuentos, canciones o exposiciones, donde las señas, en la mayoría de los casos, están mal hechas, fuera de contexto, desconocidas o incomprensibles, por lo que el mensaje llega distorsionado, no se entiende o se pierde.

Como si eso fuera poco, muchos oyentes, denominados “CODA”, otros, con conocimientos mínimos o nulos, “intérpretes” o “facilitadores” de la comunicación, que ejercen docencia en Lengua de Señas Chilena en colegios, institutos, universidades o servicios públicos, a pesar de tener muy claro que no están habilitados ni calificados, incurren en el mismo error, con el resultado de que muchas personas que quieren aprender a comunicarse bien y ayudar a las personas sordas, no logran ese objetivo, transformándose en verdaderos mimos, dando y manteniendo la errónea imagen de que los sordos no hablan, nada más lejos de la realidad porque........ LOS SORDOS NO SOMOS MUDOS.

¡Ud. no lo diga! "Machismo" no es "Gorilismo"

Por Víctor Castillo Martínez

Con estupor hemos visto que la palabra “Machismo” y sus sinónimos y derivados se hace mediante la seña “Gorila”, golpes en el pecho, esto por la “brillante” idea de un sordo dedicado a la enseñanza de Lengua de Señas, lo que, una vez más, deja al descubierto la falta de conocimiento, manejo y dominio del aspecto lingüístico, conceptual y contextual, además de las consideraciones de respeto en la igualdad de género.
A lo anterior también hay que sumarle la falta de rigurosidad de la mayoría de los profesionales sordos y los oyentes que se las dan de intérpretes o facilitadores de la comunicación, que repiten y validan una seña mal aplicada.
La seña correcta para “Machismo” es “Hombre”, realizada enérgicamente, por cuanto “Machismo” es una expresión derivada de la palabra “Macho”, definida como la actitud o manera de pensar de un varón, que también engloba actitudes que promueven la negación de la mujer.
Por otro lado, ni el sordo al que se le ocurrió que “Machismo” era “Gorilismo”, ni los otros sordos y oyentes que usan la seña sin preocuparse ni asegurarse si está bien aplicada o no, no tuvieron presente el respeto que debe existir en la relación de género, ya que la seña “Gorila” implica una abierta falta de respeto y menoscabo hacia el varón, comparándolo con un simio o animal, lo que resulta totalmente contradictorio y fuera de lugar, puesto que, bajo esa lógica, sería lo mismo que, en vez de aplicar correctamente la seña “Feminismo”, se usara la seña “Feminazi”, lo que no viene al caso.
¡Usted no lo diga! Haga correctamente la seña “Machismo”, utilizando la seña “”Macho” y NO “Gorila”.

Incorrecto

Correcto

Chile necesita Facilitadores de la Comunicación o Intérpretes en Lengua de Señas Chilena ACCESIBLES, NO MIMOS.

Por Víctor Castillo Martínez

Como se puede observar, en Chile muchas personas que ofician como Facilitadores de la Comunicación o Intérpretes en Lengua de Señas Chilena no cumplen con los requisitos mínimos de ACCESIBILIDAD para que los usuarios sordos puedan tener un real ACCESO a la información y al contenido del mensaje que se quiere entregar.
Lo anterior se fundamenta en el hecho de que la mayoría recurre a la mímica, “arte y técnica de imitar, representar acciones o expresarse por medio de gestos, ademanes y movimientos faciales y corporales”, lo que es inadecuado por cuanto las Personas Sordas manejan o dominan técnicas individuales o combinadas de lenguaje  oral, lengua de señas, expresión facial y corporal, lo que requiere necesariamente del uso de todas esas técnicas para que así la información sea realmente ACCESIBLE, inclusiva para todos, y no sólo que pueda ser comprendida por un pequeño grupo, en desmedro del resto.
Esto significa que las personas que actualmente ejercen esta labor deben capacitarse, perfeccionarse y ser mejores cada día para facilitar la comunicación de las Personas Sordas, pues es un hecho de que NO HAY COMUNICACIÓN NI COMPRENSION REAL DEL MENSAJE cuando sólo se mueven las manos, se hacen ademanes o gestos.
Las Personas Sordas necesitan verdaderos profesionales que manejen todas las técnicas de comunicación y entreguen un mensaje comprensible para todos Y NO MIMOS.

¡Mimos y mudos NO SIRVEN!

Esto si sirve.

¡Ud. no lo diga! "¿Cómo estás?" no es "Salud"

Por Víctor Castillo Martínez

Con frecuencia podemos observar que la mayoría de las personas oyentes y sordas usa la seña “¿Cómo estás?” para referirse a la salud, cuando esa seña no guarda ninguna relación con la seña “Salud”, representada por la acción de “tomar el pulso”, colocando las yemas de los dedos pulgar e índice sobre la muñeca de la otra mano, seña específicamente relacionada con la medicina, médicos y salud.

Analizando las razones de por qué se usa una seña incorrecta que no guarda ninguna relación con la salud y se entiende siempre por “¿Cómo estás?, independientemente del contexto en que se realice, podemos afirmar que se debe a una interpretación errónea derivada del acto de preguntar “¿Cómo está la salud?”, realizando sólo la seña “¿Cómo está?” y pronunciando la palabra “salud”, dando por hecho que la seña “Salud” correspondería a “¿Cómo está?”, lo que no es efectivo. Lo correcto es realizar primero la seña “¿Cómo está?” y luego la seña “Salud”.

Es necesario que se haga correctamente la seña “Salud”, separándola totalmente del “¿Cómo estás?”, ya que resulta bastante raro, confuso y fuera de lugar que la seña “Ministerio de Salud” se entienda literalmente como “Ministerio cómo estás?”

¡Usted no lo diga!  Haga correctamente la seña “Salud”.

¿Cómo estás?

No es "Salud"

©2007-2021 Corporación ProSordos Chile - Derechos Reservados